Ollivier habla de un nuevo ecosistema en el que la alta inversión pone nerviosa a la industria marítima. “Hay un tema entre la valoración de la inversión start-up y la valoración de los grandes actores de la industria”, dice Ollivier. Cuando miramos la valoración de mercado de la industria marítima, vemos que los grandes actores como Maersk y Hapag-Lloyd tienen una capitalización de mercado de 24 y 13 mil millones de dólares, respectivamente, por lo tanto, tiene sentido que vean con sospecha a las start-ups, como Flexport, freight forwarder digital con valoración de mercado de 3.200 millones de dólares. “Es clave reducir la brecha entre la experiencia y el conocimiento de la industria y las start-up y la nueva tecnología que traen consigo”. El experto apunta a tres acciones clave para reducir las diferencias entre los acercamientos tradicionales y los nuevos hacia el negocio marítimo: disrupción, nuevas soluciones y atracción de inversionistas. Read More

Join our mailing list